17 de noviembre: Día mundial de la lucha contra el Cáncer de Pulmón...

LUCHA CONTRA EL CÁNCER DE PULMÓN NOTICIA

 

TABAQUISMO: EL MAYOR RIESGO

En 2020 el cáncer de pulmón fue la principal causa de muerte por cáncer en el mundo.

El aumento poblacional, el envejecimiento y la exposición a factores de riesgo como el tabaco han aumentado en las últimas décadas el número absoluto de cánceres diagnosticados en España. El cáncer de pulmón es responsable de un 18% del total de muertes por cáncer a nivel mundial en 2020. Actualmente en España, es el cuarto cáncer más frecuentemente diagnosticado. Su mayor factor de riesgo: el tabaco.1

Se estima que el tabaco es responsable de hasta un 33% de cánceres a nivel mundial, y de hasta el 22% de las muertes por cáncer.1

Aunque sigue habiendo más tabaquismo en hombres que en mujeres, con una tasa de fumadores habituales de 23,3%, el número de estos se ha reducido con su consiguiente descenso de cáncer de pulmón relacionado con el tabaco.1

A pesar de ello, el tabaquismo sigue aumentando entre las mujeres, con una tasa de fumadoras habituales del 16,4% y su consiguiente impacto, que sitúa el cáncer de pulmón en España como el tercer tumor más incidente en mujeres en 2022, con una tasa de incidencia que casi triplica la de 2001.1

Así que, reducir el riesgo de aparición de cáncer de pulmón, es posible.

 

Dejar de fumar y evitar el humo del tabaco.

Si el tabaco es el mayor factor de riesgo para padecer cáncer de pulmón, dejar de fumar es la principal medida a tomar para reducirlo.1,2 Aunque el riesgo no es solo para el fumador habitual.

Un fumador pasivo tiene de un 20 a un 30% más de riesgo de padecer cáncer de pulmón que una persona no expuesta al humo del tabaco.3

Y es que el humo que aspira el fumador pasivo contiene una concentración de determinados componentes tóxicos muy superior a la del humo que aspira el fumador directamente del cigarrillo.4

Dejar de fumar no es fácil. La fuerza de voluntad por sí sola no siempre es capaz de luchar contra esta adicción. Pero hay formas de abordar la cesación tabáquica que aumentan considerablemente su éxito. La Terapia Sustitutiva de Nicotina (TSN), consiste en la administración de nicotina a un fumador que quiere dejar de serlo, por una vía distinta del cigarrillo, en una cantidad suficiente para evitar los efectos desagradables del síndrome de abstinencia nicotínica, pero sin alcanzar la cantidad necesaria para crearle dependencia.5

Está comprobado que la Terapia Sustitutiva de Nicotina (TSN) multiplica por 2 las probabilidades de dejar de fumar para siempre, frente a, únicamente, el uso de la fuerza de voluntad.6,7 Como también lo está que, a los 10 años de haber abandonado el tabaco, el riesgo de padecer cáncer de pulmón disminuya nada menos que en un 50%.8

La labor de concienciar a los fumadores, no sólo de la importancia de dejar de fumar, si no de que lograrlo es posible con la ayuda adecuada, pasa por la intervención de los profesionales sanitarios, los cuales se encuentran en una situación estratégica para poder desarrollar diferentes intervenciones sobre el tabaquismo.9

Para eso, para concienciar, es por lo que el 17 de noviembre, se celebra el Día Mundial de la lucha contra el Cáncer de Pulmón: un día para recordar en alto a las personas la importancia de la prevención, la atención y el diagnóstico temprano, de una enfermedad que padecen 2,21 millones de personas en el mundo.10

 

  1. Las cifras del cáncer en España 2022. SEOM. Sociedad Española de Oncología Médica. 2022. Disponible en: https://seom.org/images/LAS_CIFRAS_DEL_CANCER_EN_ESPANA_2022.pdf [Último acceso: noviembre 2022].
  2. El riesgo de cáncer de pulmón disminuye rápidamente tras dejar de fumar. Redacción médica. 2018. Disponible en: https://www.redaccionmedica.com/secciones/oncologia-medica/el-riesgo-de-cancer-de-pulmon-disminuye-rapidamente-tras-dejar-de-fumar-7540 [Último acceso: noviembre 2022].
  3. Fumador pasivo. Clínica Universidad de Navarra. Disponible en: https://www.cun.es/chequeos-salud/vida-sana/consejos-salud/fumador-pasivo [Último acceso: noviembre 2022].
  4. Córdoba García R, Clemente Jiménez L, Aller Blanco A.. Informe sobre el tabaquismo pasivo. Atención primaria. 2003;31(3):181-190.
  5. Torrecilla García M, Barrueco Ferrero M, Jiménez Ruiz CA et al. Ayudar al fumador. Tratar el tabaquismo. Medifam. 2001;11(4):194-206.
  6. Infórmese sobre los medicamentos para dejar de fumar. Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades. Disponible en: https://www.cdc.gov/tobacco/campaign/tips/spanish/dejar-fumar/guia/explore-medicamentos.html [Último acceso: noviembre 2022].
  7. American Cancer Society. Terapia de reemplazo de nicotina para tratar el tabaquismo. Disponible en: https://www.cancer.org/es/saludable/mantengase-alejado-del-tabaco/guia-para-dejar-de-fumar/terapia-de-reemplazo-de-nicotina.html [Último acceso: noviembre 2022].
  8. Beneficios de dejar el tabaco. MedlinePlus. Disponible en: https://medlineplus.gov/spanish/ency/article/007532.htm [Último acceso: noviembre 2022].
  9. López Delgado ME, Benito Fernández BM, del Castillo Sedano ME et al. Manual de abordaje del tabaquismo en atención primaria. Dirección General de Salud Pública. Consejería de Sanidad. Gobierno de Cantabria. Disponible en: https://saludcantabria.es/uploads/pdf/profesionales/drogodependencias/manual%20con%20ISBNpdf.pdf [Último acceso: noviembre 2022].
  10. Cancer. WHO. 2022. Disponible en: https://www.who.int/en/news-room/fact-sheets/detail/cancer [Último acceso: noviembre 2022].

 

ES-NI-2200096

Página actualizada por última vez

Viernes, 18 de noviembre de 2022

Categoría

Inicio

Etiquetas